Villa Magdalena Petit ya luce con orgullo dos nuevas plazas comunitarias

Eran antiguos anhelos de vecinos y dirigentes sociales que integran la comunidad en la Villa Magdalena Petit: una plaza en calle La Quintrala con Flores de Lisperguer, y otra un poco más arriba en calle Iván Zamorano con La Quintrala.

Dos lugares que desde ahora se transformarán en punto de reunión, deporte, recreación y aporte para el medioambiente local.

Así fue planteado el proyecto original, el que fue mejorado a través de un rediseño y renovación de las áreas existentes al incorporar vías de ingreso, nuevas jardineras y más forestación a lo largo de la trama que forman los vértices de las mencionadas calles en la Villa Magdalena Petit.

Prioridad también fue la creación de espacios didácticos que integrasen el deporte y la recreación de manera inclusiva, como expresó el alcalde Mario Olavarría, quien destacó que “estos nuevos espacios se suman a las áreas verdes recientemente inauguradas en diversos sectores de Colina. Sin variación, todos responden a las inquietudes emanadas de los dirigentes sociales de cada Junta de Vecinos, quienes plantearon sus necesidades y tuvieron estas respuestas concretas de nuestra parte. Ahora la responsabilidad es de la comunidad, para cuidar las plazas y transformarlas en áreas que puedan conocer y disfrutar las próximas generaciones”.

En la oportunidad, diversos departamentos de la Municipalidad de Colina interactuaron con los vecinos a través de una Feria Municipal de Servicios, con stands donde se informó directamente de las variadas ofertas y programas disponibles para mejorar la calidad de vida de la comunidad.

En el acto participaron también la directora ejecutiva de la Corporación de Deportes de Colina, Isabel Valenzuela; la directora de Desarrollo Comunitario, Carolina Jerez; la directora de Medioambiente, Aseo y Ornato, Carolina Hernández, y el diácono de la Parroquia de la Inmaculada Concepción, Gregorio Monjes, quien bendijo las nuevas instalaciones.

Finalmente llegó la presentación de la Escuela Municipal de Danzas, conjunto a cargo de su directora, profesora y coreógrafa Erika Avilés, que a través de vibrantes cuecas y tonadas, selló con broche de oro la celebración de los nuevos espacios ciudadanos de nuestra comuna.

FOTOGRAFÍAS DEL EVENTO