Abuelitos aprenden natación en el Spa San Miguel

El taller se imparte en forma gratuita y sirve para fortalecer la musculatura y tratar dolores de enfermedades degenerativas

Como parte del Programa Adulto Mayor Autovalente desarrollado por el municipio, un grupo de 193 vecinos de la tercera edad, participan de un taller de natación en el Spa San Miguel.

Se trata de una iniciativa dirigida por un equipo de seis profesionales de la salud, tres kinesiólogos y tres terapeutas ocupacionales, los cuales planifican una serie de ejercicios cuyo objetivo es reforzar las áreas cognitivas y las funciones motoras del cuerpo.

“Nuestro objetivo es fortalecer, mantener y fomentar la funcionalidad del adulto mayor; hacemos dos tipos de talleres, uno que son en salas en donde se realizan actividades de estimulación funcional motora y cognitiva, además de autocuidado y estilos de vida saludables. Otros, son los talleres en la piscina que se realizan de lunes a viernes de 12:00 a 13:00 horas, detalló la terapeuta Alejandra Enero.

Para los expertos en salud, el taller de natación genera un gran resultado en las personas, ayudándoles con sus enfermedades degenerativas y enseñándoles a nadar y desplazarse en la piscina.

Una experiencia maravillosa

Los vecinos que participan del taller de natación reconocen que la experiencia ha sido enriquecedora y les ha servido muchísimo para paliar dolores físicos y también como una actividad recreativa en la que pueden conocer más personas.

Una de las vecinas que participa activamente del taller, Nancy Ramírez, dijo que la experiencia “ha sido espectacular, ya que estuve mucho tiempo postulando en el consultorio de la villa Esmeralda, hasta que me llamaron y pude venir. Tengo demasiados problemas en mis piernas y gracias a estos talleres me he recuperado muchísimo”.

“Esto ha sido maravilloso, ya que uso bastones y tengo muchos problemas de movilización. Desde el tiempo que estoy haciendo estas terapias he mejorado mucho y de paso he aprendido a quererme como mujer y a darme tiempo para mí”, dijo una de las asistentes, Juana Uribe.

Mientras que otro de los vecinos que estaba en el Spa San Miguel, Octavio Medino, agregó que “la piscina me ha hecho rejuvenecer y tener otra personalidad en donde yo me siento muy feliz”.

FOTOGRAFÍAS DEL EVENTO