Alumnos del Trewhela’s School aprendieron con la Feria de Seguridad y Medioambiente

Divididos por curso (Infant, Play Group, Pre Kinder, Kinder y de Primero a Sexto Básico), alumnos 2 a 12 años conocieron y aprendieron los secretos de diversas instituciones que realizan labores en nuestra sociedad, como aporte a una vida basada en las buenas prácticas de seguridad, higiene y cuidado de la naturaleza.

De esta manera, cada uno de los 530 estudiantes que integran el alumnado del Trewhela’s School en Chicureo, participaron activamente en todos los módulos que dieron vida a la Quinta Feria de Seguridad y Medioambiente, que tuvo por objetivo difundir seis principios entre los más pequeños: respetar a todos los seres vivos; aprender a no contaminar; clasificar, reciclar y reutilizar deshechos; ser consumidor consciente; divulgar y promover estas prácticas; y preservar el planeta para las futuras generaciones.

En la oportunidad representantes de Carabineros de Chile, Policía de Investigaciones, Bomberos de Colina, Conaf, la Seremi de Medioambiente, Clínica Kinder Sonrisa, Buin Zoo, Clínica Las Condes, DEA Chile, Seguridad Vecinal y la Oficina de Gestión Ambiental de la Municipalidad de Colina, entregaron consejos enfocados en sus respectivas gestiones, a través de interacciones directas con los alumnos del establecimiento.

La alcaldesa subrogante de la Municipalidad de Colina, Elizabeth Arellano, destacó la importancia de transmitir estos valores a los niños desde sus primeros años, para formarlos como adultos integrales que se transformen en aportes a la sociedad.

“Todos los stands que dan vida a la Feria de Seguridad y Medioambiente son muy importantes, ya sea por el mensaje de prevención como el que entregan Carabineros y Bomberos, o las enseñanzas que reciben los niños en temas como el cuidado de la naturaleza y el impacto de la contaminación ambiental en nuestros mares. Y en estas materias los niños son los primeros educadores, pues a los adultos nos enseñan y transmiten valores y prácticas que, a veces, a los adultos se nos olvidan”, expresó la autoridad edilicia.

Así, niños y niñas de todas las edades pudieron vestirse con los elementos de seguridad de la sección OS-5 de Carabineros y subirse a un moderno radiopatrulla de la 8° Comisaría de Colina; o hacer sonar la sirena de una ambulancia; ver en un modelo de tamaño natural el efecto del plástico en el estómago de una tortuga, y hasta practicar la forma correcta de lavarse los dientes en una maqueta gigante, entre otras entretenidas actividades.

En tanto John Bolton Michell, director administrativo de la red de establecimientos Trewhela’s School, señaló que para el colegio, sus profesores, alumnos y apoderados, era un privilegio transformarse en sede de este encuentro: “Con mucho orgullo y también haciéndonos cargo de una enorme responsabilidad, organizamos esta feria de prevención de riesgos y medioambiente, que calza perfecto con nuestra política de educar y vivir en un buen ambiente. Todo en la educación comienza desde niños. La clave es la persistencia que después lleva a la conciencia, a pasar de la palabra a los hechos. Nosotros creemos en el ‘wellness’, el concepto de sentirse bien, y para ello es fundamental una sana convivencia en un buen lugar, un lugar agradable y seguro, sin contaminación, y con esa base el proceso educativo se hace más fácil”.

Por último, Andrea Basaure, representante de la Oficina de Gestión Ambiental de la Municipalidad de Colina, explicó que estaban trabajando junto al Colegio Trewhela en la Certificación Medioambiental de los Establecimientos Educacionales con el Ministerio del Medioambiente, y en ese marco presentaron dos stands.

“Tenemos una muestra de lo que es la lombricultura en escala de aguas grises y también un juego basado en los principios medioambientales que desafía y enseña a los niños de forma entretenida, con bolsas reutilizables de regalo para todos”,explicó.

FOTOGRAFÍAS DEL EVENTO