Alcalde Mario Olavarría compartió con alumnos Embajadores de Colina

Un entretenido desayuno compartieron los 20 pasantes que viajaron a Nueva York invitados por la alcaldía y la Corporación de Educación de Colina junto a los nuevos alumnos que vivirán idéntica experiencia.

Los estudiantes son del Liceo Esmeralda, Liceo Peldehue, Liceo Rigoberto Fontt, Liceo La Puerta, Liceo Bicentenario e Instituto Chacabuco. y fueron seleccionados por su alto nivel que muestran en las clases de inglés y por el rendimiento que lograron en este dominio, certificado por el Instituto Chileno Británico de Cultura, el cual evaluó y certificó a los alumnos con el PET (Preliminary English Test), en modalidades básica, intermedia y avanzada.

En la oportunidad, los viajeros que perfeccionaron su segundo idioma durante 12 días con visitas a la escuela Mary Bergtraum High School Lavelle Preparatory Charter School, la Universidad de Columbia, el Museo Americano de Historia Natural, el Central Park, el Conservatorio, el Centro de Justicia de la OEA y el Madame Tussauds de Nueva York, entre otros destinos, contaron sus experiencias y les dieron concejos a los participantes de la nueva versión.

El alcalde de Colina, Mario Olavarría, será uno de los acompañantes del grupo en esta nueva versión del programa, y como gran conocedor de Nueva York, entregó algunos tips para los futuros aventureros.

“Ustedes muchachos tienen que tomar esta oportunidad como una experiencia única en sus vidas. Tienen que andar con la mente y los ojos muy abiertos para asimilar lo que otras culturas tienen que entregarnos. Chile es precioso de norte a sur, pero salir del país y enfrentarse a un mundo sin idioma español, es todo un desafío. Deben ser solidarios, además, entre ustedes y no encerrarse en grupos por cada establecimiento que representan. El inglés es hoy el idioma universal para los negocios, el arte, la cultura y la vida en general”, les dijo el edil.

Mientras que entre los alumnos que ya vivieron la experiencia a principios de este año, Jordan Suazo (18 años), integrante del 4° C del Liceo Chacabuco, resumió los 12 días de viaje: “Cuando nos dijeron que íbamos a viajar a Estados Unidos nadie podía creerlo, y más todavía cuando nos dijeron que el destino era Nueva York. Fue un viaje asombroso, alucinamos con todo, estábamos como en un sueño. Todos los días fuimos a colegios distintos y aprendimos cómo les enseñan, cómo enfrentan el tema de educarse para el futuro. Las anécdotas son miles, pero lo que más me impactó fue el monumento al Holocausto de la Segunda Guerra Mundial. Me puso la piel de gallina”.

Así, durante la mañana quien quiso fue dejando su testimonio abierto, con acento en el Museo de Historia Natural, o las jornadas vividas post clases junto a los alumnos de diversas instituciones visitadas.

Pero sin dudas, el momento más emotivo lo marcó Michelle Pincheira, alumna del Liceo la Puerta que, quebrada por la emoción, relató el significado de este viaje en su vida: “Tengo 18 años y siempre fui la oveja negra de mi familia, la excluida en los colegios, la conflictiva a la que nadie quería darle matrícula. Y pensé que mi futuro iba a ser así no más. Hasta que en mi Liceo me abrieron las puertas, me motivaron y, sin pensarlo, logré un cupo entre los alumnos becados… Hoy se me salen las lágrimas cuando les cuento esto, pero es importante que los demás lo sepan: si una se esfuerza y tiene la motivación correcta puede alcanzar sueños que ni siquiera se imagina. Ahora el inglés es mi vida, me trazó un camino. Y aquí estoy, esto soy, y espero seguir adelante para ser mucho más”.

FOTOGRAFÍAS DEL EVENTO