Roberto Bravo ofreció concierto magistral en notable diálogo con estudiantes de Colina

En su presentación, el maestro entregó un sentido mensaje para los jóvenes de la comuna, a quienes recomendó ocupar la música para “consuelo, fuerza y esperanza”.

Fueron casi dos horas de un concierto en que el espíritu de los asistentes al Centro Cultural de Colina se nutrió del mensaje musical del maestro Roberto Bravo, quien interpretó, en una atmósfera íntima, obras que pasaron desde los movimientos más conocidos de Johann Sebastian Bach hasta piezas populares y alejadas de la doctrina, como “Libertango”, del afamado compositor y revolucionario del tango argentino, Astor Piazolla.

Pero el maestro se había guardado una sorpresa, pues en la cita organizada por la Universidad Tecnológica Metropolitana junto a la Corporación de Educación de Colina, el eximio pianista, siempre muy reacio a las declaraciones con eco en los medios públicos, identificó cada pasaje de su concierto con algún estado de ánimo propio de los vaivenes juveniles.

Fue así como los cientos de estudiantes que asistieron a su presentación, pudieron escuchar impensados consejos de quien es considerado un intérprete de calidad mundial en el piano, medio que ocupa hace muchos años para desacralizar la música docta acercándola a las multitudes con la transformación piezas populares en verdaderas obras de arte.

“La base de un músico sigue siendo la práctica constante y tener como meta lo que yo siempre he dicho: la felicidad consiste en un día bien estudiado… Es que la música trae consuelo, fuerza y esperanza; la música buena es una sola, y es importante escuchar música de todo tipo y variada”, dijo a los alumnos de distintos establecimiento de Colina que asistieron a su concierto.

Y como si esto fuera poco, el maestro Bravo también se dio el tiempo para compartir cualquier inquietud con ellos en una breve ronda de preguntas y respuestas al final de la presentación, al tiempo de prometer un pronto retorno a Colina asegurando que “los chicos se portaron maravilloso, se dio una muy buena atmósfera, la energía fluyó muy bien”.

FOTOGRAFÍAS DEL EVENTO